Baile de la lagartija

Baile de la lagartija

Lagartija de la ciudad de Driftveil

“¡Ah, mi hijo y heredero! Esperaba que estuvieras aquí para los festejos. Les diremos a los músicos que toquen las viejas canciones, las que conocían nuestros padres, y bailaremos la danza del lagarto por todo el patio”.

Alrededor de 0 ABY,[2] poco después de la Batalla de Yavin, Cradossk, el líder trandoshano del Gremio de Cazarrecompensas, mencionó la danza del lagarto cuando su hijo, Bossk, entró en su cámara del complejo del Gremio. Cradossk estaba celebrando la decisión de Boba Fett de unirse al Gremio y estaba borracho de vino cuando dijo que él y Bossk harían esta danza alrededor del patio[1].

Interior cocodrilo caimán

Soy una artista textil, creadora, tutora y autora. Gran parte de la alegría de lo que creo está en el proceso de creación, permitiendo que el trabajo cambie a través de la construcción. El uso de medios mixtos es importante para mi forma de trabajar, combinando telas y puntadas con otros materiales y a veces con objetos encontrados. La búsqueda de conexiones con lugares y personas y las huellas dejadas por las generaciones pasadas son importantes para mi trabajo actual.

He sido una ávida coleccionista desde la infancia y mis colecciones trazan momentos significativos, capturan la esencia de un lugar y ofrecen puntos de partida para nuevos trabajos. Buscar, encontrar, clasificar, recordar, ordenar y registrar se integran en el desarrollo de ideas para nuevos trabajos.

  El baile del momento

Me apasiona la idea de que nuestro patrimonio textil, así como el de otras culturas, debe celebrarse y transmitirse a las generaciones futuras. Mis estudios sobre las técnicas artesanales tradicionales y mis colecciones de tejidos africanos e indios son una rica fuente de inspiración, que refresca mi propia forma de trabajar, volviendo a lo familiar y viendo de nuevo con nuevos ojos.

Recuerdo cuando el lagarto

Mai mira fijamente a la chica más cercana en un círculo de compañeros de clase que se burlan y abuchean, ve la cara suave de una futura animadora, la nariz pequeña y puntiaguda, los ojos aguamarina, Blanche, o Valerie- se parecen tanto. Valerie -digamos- grita palabras que resuenan en la cabeza de Mai, sin sentido. El cable eléctrico rígido que la ata al tronco del cerezo le muerde la carne, pero Mai no siente nada.

Un grito más fuerte que los demás atraviesa su armadura: palabras despectivas sobre sus mejillas regordetas y sus muslos demasiado grandes. A ella no le importa. Tampoco tiene miedo. Su miedo se esconde tras un rincón amurallado de su mente. Tuvo miedo cuando la agarraron y la ataron al árbol. Ya no. No es porque la Sra. Turtledove buscará a su clase, eventualmente, detrás del cobertizo de las herramientas en la sección del huerto de los alumnos de séptimo grado, donde se supone que están. La señora Tórtola, que está ocupada plantando remolachas con otro grupo, vendrá pronto. Las chicas se atreven a atormentar a su víctima en el recinto escolar, no muy lejos de la profesora. Ella debe concederles eso.

  El baile de los huesitos

El canto árabe

La danza del lagarto muerto es un misterio histórico ambientado en el Nuevo México colonial de 1782. Esta novela es la esperada secuela del premiado misterio El lagarto del rey. Un hombre ha muerto, colgado cruelmente por los codos, sumiendo a Santa Fe en el caos en el mismo momento en que llegan los inquisidores del Rey. A pesar de todos los esfuerzos del gobernador Anza, las muertes continúan, tan horribles que se dee

La danza del lagarto muerto es un misterio histórico ambientado en el Nuevo México colonial de 1782. Esta novela es la esperada secuela del premiado misterio El lagarto del rey. Un hombre ha muerto, colgado cruelmente por los codos, sumiendo a Santa Fe en el caos en el mismo momento en que llegan los inquisidores del Rey. A pesar de todos los esfuerzos del gobernador Anza, las muertes continúan, tan horribles que se consideran obra de brujas. El inadvertido detective de Pamela Christie, Nando, recibe la orden de encontrar a los asesinos, esta vez en el submundo de las mujeres desplazadas de Santa Fe: las inadaptadas, las robadas, las abandonadas. Pero nada es lo que parece, y Nando, no puede estar seguro de si las damas que ama son en realidad las mismas mujeres que busca para asesinar. Construida sobre sólidos huesos históricos, La danza del lagarto muerto transporta al lector a una época apasionante: la Santa Fe de los primeros tiempos, la más feroz y la mejor.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad