Baile de san vito

Baile de san vito

La cura de baile de San Vito

La corea de Sydenham, también conocida como corea menor e históricamente y de forma ocasional como danza de San Vito, es un trastorno caracterizado por movimientos espasmódicos rápidos y descoordinados que afectan principalmente a la cara, las manos y los pies[1] La corea de Sydenham es una enfermedad autoinmune que resulta de la infección infantil por el estreptococo beta-hemolítico del grupo A. Se ha informado de que se produce en el 20-30% de las personas con fiebre reumática aguda y es uno de los principales criterios de ésta, aunque a veces se produce de forma aislada. La enfermedad se produce normalmente unas semanas, pero hasta 6 meses, después de la infección aguda, que puede haber sido un simple dolor de garganta (faringitis).

La corea de Sydenham es más frecuente en las mujeres que en los hombres y la mayoría de los casos afectan a niños de entre 5 y 15 años de edad. La aparición de la corea de Sydenham en adultos es relativamente rara, y la mayoría de los casos de adultos son recidivas de la corea de Sydenham en la infancia.

La corea de Sydenham se caracteriza por la aparición brusca (a veces en pocas horas) de síntomas neurológicos, clásicamente corea, que son movimientos involuntarios no rítmicos, retorcidos o explosivos. Por lo general, están afectadas las cuatro extremidades, pero hay casos en los que sólo está afectado un lado del cuerpo (hemicorea). La corea típica incluye la hiperextensión repetida de las muñecas, las muecas y los mohines de los labios. Los dedos pueden moverse como si tocaran el piano. Puede haber fasciculaciones de la lengua (“bolsa de gusanos”) e impersistencia motora, por ejemplo, el “signo de la lechera” (la fuerza de agarre fluctúa, como si se ordeñara con la mano), o incapacidad para mantener la protrusión de la lengua o el cierre de los ojos. Suele haber pérdida de control motor fino, especialmente evidente en la escritura a mano si el niño está en edad escolar. El habla suele verse afectada (disartria), al igual que la marcha; las piernas ceden repentinamente o se desvían hacia un lado, lo que da una marcha irregular y la apariencia de estar saltando o bailando. Detrás de los movimientos anormales suele haber un tono bajo (hipotonía) que puede no ser evidente hasta que se inicia el tratamiento para suprimir la corea. En los casos graves, predominan la pérdida de tono y la debilidad (corea paralítica).

  Baile de las hormiguitas

Vídeo del baile de San Vito

En la nomenclatura actual, la danza o corea de San Vito (del griego χορεíα para danza) ha sido desplazada en gran medida por el epónimo corea de Sydenham. El cambio se produjo recientemente, aunque la asociación del santo y su danza tuvo una larga evolución. Atestigua la perdurabilidad del culto a San Vito en el que las primeras nociones de la danza sufrieron una diferenciación por parte de los médicos siglos después.

2 Procedía de una familia ilustre y, en contra de los deseos de la familia y los maestros, se hizo cristiano. Durante su breve carrera, se dice que Vitus realizó numerosos milagros.3 En una ocasión curó la parálisis de las manos de sus verdugos. En otra, su padre perdió la vista al ver ángeles delante de su hijo. Vitus rezó por él, con lo que su padre recuperó la visión. En otro episodio, el santo liberó al hijo del emperador Diocleciano de sus demonios, imponiendo sus manos sobre la cabeza. Estas hazañas milagrosas contribuyeron a que Vito adquiriera más tarde la fama de patrón de los trastornos neurológicos. Fue el mismo Diocleciano el que mandó matar a Vito, todavía un niño, en el año 303. La iconografía de Vito incluía muchas representaciones de él, dentro o sosteniendo un caldero hirviendo, el símbolo de su martirio. Posteriormente, sus reliquias fueron transportadas a París y Praga. Su culto creció con la creación de muchas capillas de San Vito en toda Europa. La veneración del santo fue especialmente intensa entre los alemanes, checos y eslavos, que buscaban su cura para la hidrofobia y otras enfermedades4.

  Wilfrido vargas el baile del perrito

Cornezuelo de San Vito

La enfermedad de Huntington (EH) es un raro trastorno degenerativo hereditario del cerebro que fue descrito por primera vez por George Huntington en 1872. Los síntomas incluyen alteraciones motoras (movimiento), conductuales (por ejemplo, el estado de ánimo) y cognitivas (por ejemplo, la comprensión), que en la mayoría de los casos aparecen a mediados de la vida adulta. Actualmente no existen terapias que traten eficazmente las causas subyacentes de la EH, aunque sí hay tratamientos que pueden aliviar algunos de sus síntomas y mejorar la calidad de vida de los afectados.

La EH debe su nombre a George Huntington, un médico estadounidense que describió la enfermedad en 1872. Su descripción se basó en observaciones de familias afectadas por la EH del pueblo de East Hampton, Long Island, Nueva York (EE.UU.), donde el Dr. Huntington vivía y trabajaba. La EH se conocía como corea de Huntington y danza de San Vito en el pasado.

La EH es una enfermedad rara que afecta a entre 5 y 10 de cada 100.000 personas en la población europea. La prevalencia es similar en los países cuya población es principalmente de ascendencia europea, como Estados Unidos. La EH es menos común en los países asiáticos y africanos, donde la prevalencia se ha estimado en 1 por cada 100.000 personas. Hombres y mujeres tienen la misma probabilidad de heredar la expansión de la EH y de desarrollar la enfermedad.

  Baile de expresion corporal

Síntomas de la danza de San Vito

Gracias por visitar el nuevo sitio web de GARD. Muchas páginas web de GARD están todavía en desarrollo. Nos gustaría conocer sus comentarios mientras seguimos perfeccionando esta nueva versión del sitio web de GARD. Gracias por visitar el nuevo sitio web de GARD. Muchas de las páginas web de la GARD están todavía en desarrollo. Nos gustaría conocer su opinión mientras seguimos perfeccionando esta nueva versión del sitio web de GARD.

Los datos de la Guía de codificación y terminología de cribado neonatal de la Biblioteca Nacional de Medicina se utilizan para indicar si una enfermedad está incluida en las recomendaciones federales o estatales para las pruebas de cribado neonatal.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad