Hombre bailando danza arabe

Hombre bailando danza arabe

Hombres árabes bailando

La forma informal y social de la danza se conoce como Raqs Baladi (“Danza del campo” o “Danza folclórica”) en árabe egipcio y se considera una danza autóctona. El Raqs Sharqi (‘Danza del Este’) es una categoría amplia de formas profesionales de la danza, que incluye formas de danza del vientre popularmente conocidas hoy en día, como el Raqs Baladi, el Sa’idi, el Ghawazee y el Awalim.

Randa Kamel, bailarina egipcia de la danza del vientreLa danza del vientre es principalmente una danza con el torso, con énfasis en las articulaciones de las caderas[6] A diferencia de muchas formas de danza occidentales, la danza se centra en los aislamientos de los músculos del torso, más que en los movimientos de las extremidades a través del espacio. Aunque algunos de estos aislamientos parecen similares a los utilizados en el ballet de jazz, a veces se conducen de forma diferente y tienen una sensación o énfasis distintos.

Al igual que ocurre con la mayoría de las danzas folclóricas, no existe una nomenclatura universal para los movimientos de la danza del vientre. Muchos bailarines y escuelas de danza han desarrollado sus propios esquemas de denominación, pero ninguno de ellos está reconocido universalmente. El siguiente intento de categorización refleja las convenciones de denominación más comunes:[7]

  Hombre y mujer bailando

Oxana Bazaeva y Artem Uzunov bailan la danza del vientre con tambores

El dabke combina la danza en círculo y la danza en línea. Se suele ver en bodas y otras ocasiones felices. La fila se forma de derecha a izquierda, con el líder del Dabke al frente. El bailarín principal cambia de cara al público y de cara a los demás bailarines.

Los habitantes de las aldeas y ciudades palestinas, del Líbano y de otros países de Oriente Medio vivían a menudo en casas improvisadas hechas con ramas de árboles y barro. Cuando aparecían grietas en las paredes de estas casas y tejados, la gente se reunía para unir sus manos y trabajar en filas para sellar las grietas. Cuando el tiempo se volvía más frío, los cantos ayudaban a desviar la atención de la gente de su trabajo y de la necesidad de calentarse.  Incluso cuando los métodos de construcción de viviendas y las estrategias de construcción de tejados fuertes avanzaron, el patrón de cantar, trabajar y pisar fuerte siguió siendo un símbolo de lucha y supervivencia para el pueblo. Este patrón tradicional se transmitió a través de generaciones como canciones de trabajo y danzas tradicionales para conmemorar la historia en todas las culturas árabes.LEER | Foro Árabe-Indio de la Energía: Diálogo sobre el comercio y la transición energética intrarregional

  Bailes fin de curso infantil

Rachid Alexander Bailarín de vientre masculino танец живота

Para una historia en profundidad de los términos danse du ventre y “danza del vientre”, con más citas de fuentes del siglo XIX, lea el artículo “Middle Eastern Dance and What We Call It”, publicado en la revista Dance Research, volumen 37.1.

Ainsley Hawthorn es una autora e historiadora afincada en St. John’s (Terranova). John, Terranova. Es doctora en Lenguas y Civilizaciones de Oriente Próximo por la Universidad de Yale, y sus intereses de investigación incluyen la danza de Oriente Próximo, la literatura y la religión mesopotámicas, y la historia cultural de los sentidos. La Dra. Hawthorn también enseña e interpreta danzas folclóricas de Oriente Medio e internacionales, especializándose en las danzas de Egipto. Consulte su página web personal aquí: www.ainsleyhawthorn.com

El hombre está bailando la danza del vientre

Si hay un espectáculo que encarna mejor el rico patrimonio y la cultura de Arabia Saudí, es la danza de la espada, o Ardah. Combinando poesía, música de tambor y danza rítmica, el Ardah tiene sus raíces en la historia militar, pero hoy en día se interpreta con frecuencia en ocasiones especiales, como festivales y bodas. Ninguna visita a Arabia Saudí está completa sin experimentar esta histórica y majestuosa danza.

  Ayer la vi bailando

El Ardah más común en Arabia Saudí, llamado Najdi Ardah, lo interpretaban inicialmente los guerreros árabes de la región central de Najd antes de enfrentarse a sus enemigos en el campo de batalla. La danza de la espada era una forma de que los hombres exhibieran su armamento y mostraran su espíritu heroico. El Najdi Ardah también recuerda las batallas dirigidas por el rey Abdulaziz Al Saud, fundador de Arabia Saudí.

En la actualidad, la danza folclórica se representa en todas las provincias saudíes y se ha convertido en un símbolo de la cultura tradicional saudí. En 2015, el Ardah fue inscrito en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la UNESCO.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad