Canciones para bailar rock

Canciones para bailar rock

Las mejores canciones de hard rock para bailar

¿Qué entendemos por “canciones para bailar”? Buena pregunta. En cierto sentido, cualquier canción que haya conseguido que una persona se mueva en una dirección perceptible es una canción de baile. Los Beatles hicieron grandes canciones de baile, al igual que Slayer. Casi todo el hip-hop y el reggae que se ha hecho es una gran música de baile. Pero para entrar en nuestra lista de Las 200 mejores canciones de baile de todos los tiempos, una canción tenía que formar parte de la “cultura de la música de baile”. Se trata de un mundo más específico, pero también enorme, que se remonta a casi cincuenta años atrás y evoluciona eternamente hasta hoy y en el futuro.

Después de rendir homenaje al padrino del groove extendido, el Sr. James Brown, nuestra historia de la música de baile comienza a mediados de los años setenta con la música disco, y pasa a los sonidos de club de principios de los ochenta, como el electro y el freestyle latino. Vuelve a nacer cuando la música disco se rediseña como música house en Chicago y techno en Detroit, y muta con una velocidad casi cómica en la explosión rave de los años noventa que produjo todo, desde el jungle al trance, pasando por el gabba y el garage, y finalmente las bonanzas del EDM y el dubstep de la década de 2000. Todos estos sonidos tuvieron momentos álgidos de exposición, pero nunca se desvanecen: el drum “n “bass está teniendo un nuevo momento ahora mismo, y aquí hay canciones house de los últimos años.

  Todo el mundo haciendo el baile del dinero letra

Las más bellas canciones de rock

En una discoteca o en una fiesta en casa son habituales las mezclas de baile que prepara un DJ o una persona que se encarga de la música en la fiesta. Es habitual ver a unos pocos individuos en una pista de baile abarrotada exhibiendo sus habilidades de baile mientras el resto se balancea mientras observa a los que están en acción. Una forma estupenda de conseguir que todo el público mueva las piernas es poner una sesión de canciones de rock para bailar. Las canciones de rock con mucha energía provocan un subidón de adrenalina que induce nuevos movimientos de baile en la pista. De hecho, el bailarín inexplorado que hay en ti cobra vida cuando suenan canciones de rock bailables.

A lo largo de los años, las “noches de rock” se han hecho excesivamente populares en las discotecas. En estos eventos, el DJ pone una lista de canciones de rock bailables. La energía de la música rock es lo que hace que el público mueva las piernas. Puedes optar por canciones de rock bailable de diferentes subgéneros para que el público se anime. Cuando suenan canciones de rock en una fiesta, pocos son los que se ponen a bailar, y eso es exactamente lo que representa la música rock. Puedes bailar, balancearte o moverte sin inhibiciones con las canciones de rock.

Canciones clásicas de rock para bailar

Si te gusta la música rock, lo último que querrás hacer es dar vueltas en la pista de baile al ritmo de Ed Sheeran. Si eres un rockero de corazón, sólo una canción de rock servirá para tu primer baile. ¿Pero quizá pienses que el rock no es un género adecuado para una canción de primer baile? Pues te equivocas. Hay algunas canciones de rock maravillosamente románticas que encajan perfectamente. Artistas legendarios como Bon Jovi, Foo Fighters y Guns N’ Roses han escrito algunas de las baladas de amor más apasionadas del planeta y las hemos recopilado en una lista de canciones de rock para el primer baile que te ayudará a encontrar el acompañamiento perfecto para tu momento especial.

  Canciones con buen ritmo para bailar

Si quieres que un grupo de música de boda en directo interprete la canción que has elegido y lleve el banquete de boda al siguiente nivel, echa un vistazo a nuestros increíbles grupos de rock, indie, britpop y rock n roll. O para inspirarse en la música rock para su recepción, estas 300 canciones de rock para bodas seguro que harán sonar algunas cabezas.

Las mejores canciones de rock para bailar en una boda

El dance-rock es un género de música rock con influencias de la música disco y el baile[2]. Es un género post-disco relacionado con el pop rock y el post-punk con menos influencias del rhythm and blues. Se originó a principios de la década de 1980, tras el declive de la popularidad del punk y la música disco[3].

Entre los primeros ejemplos de dance-rock se encuentran “No G.D.M.” de Gina X,[4] “On the Rebound” de Russ Ballard,[5] artistas como Dinosaur L, Liquid Liquid y Polyrock,[6] y el álbum recopilatorio Disco Not Disco.[7][8]

Michael Campbell, en su libro Popular Music in America, define el género como “fusión post-punk/post-disco”. Campbell también citó a Robert Christgau, que describió el rock orientado al baile (o DOR) como un término general utilizado por varios DJ en la década de 1980[9].

  Sigueme bailando que la musica no pare

A pesar de las predicciones de que la música rock sustituiría a la música disco en las discotecas, una mezcla de post-disco, post-punk y new wave ocupó su lugar. La primera oleada de artistas llegó con New Order, Prince, Human League, Blondie, Tom Tom Club (formado por dos miembros de Talking Heads) y Devo, seguidos por Daryl Hall & John Oates, Thompson Twins, Haircut 100, ABC, Depeche Mode y Spandau Ballet[3]. La escena también produjo muchos crossovers, como el de Kraftwerk, que consiguió el público de R&B con su influyente álbum de 1981 Computer World, que allanó el camino para el “Planet Rock” de Afrika Bambaataa[10] y el electro en general. El restablecimiento del interés por el dance-rock y el post-disco provocó la popularidad de los singles y EP de 12 pulgadas en esa época[3][11].

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad